Cómo ser coherente con uno mismo. Caso Práctico 3: Aceptar sin resignarte

Esta el la tercera y última publicación de una serie de 3 sobre la Coherencia. Aquí puedes ver la primera y aquí la segunda.

Como ya te he comentado, la Coherencia emocional (pensar, sentir y actuar en la misma dirección) es la base de la Sanación por la Emoción; esa sanación que empieza en el interior y se refleja en el exterior.

Y como sé que, aunque entendamos lo que significa ser coherente y sepamos de su importancia, a veces nos cuesta ser coherentes de verdad en la práctica, esta serie comprende 3 ejemplos, o casos frecuentes en los que podemos ser incoherentes sin darnos cuenta.

Así podrás identificar mejor tu conducta incoherente inconsciente, si se da le caso. O bien porque te pase en ejemplos iguales a los que yo describo o bien porque te ocurra en situaciones comparables.

En el primer ejemplo, hablábamos de cuándo puedes ser amable sin sentido simplemente porque te sientes obligado a ello. Eso es incoherencia.

En el segundo ejemplo, hablábamos de cuándo puedes verte obligado a prestar una ayuda que no te apetece o nace de forma natural. Eso es incoherencia.

Y hoy vengo a hablarte de cuándo crees (o te cuentas que) estás aceptando una situación o lo que sea, cuando en realidad estás resignándote. Es decir, te obligas a «aguantar» algo que no quieres. Y eso, por supuesto, es incoherencia.

Y lo que tiene la incoherencia es que duele, desgasta, estresa y enferma.

Así que vamos hoy a explorar este ejemplo en el que a menudo nos traicionamos. ¡Dentro vídeo!

 

 

Espero, como siempre, que este vídeo te haya sido útil y te acerque a un mayor autoconocimiento.

Te espero el domingo próximo con más Sanación por la Emoción.

Si te gusta, compártelo 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Apúntate a mi MINICURSO GRATUITO

Aprenderás la actitud que favorece tu SANACIÓN POR LA EMOCIÓN de forma rápida y eficaz

Cristina Hortal
Un buen día, harta de sentirme prisionera en mi propia vida, tomé 4 decisiones que le dieron la vuelta a todo mi escenario.
Construí una vida coherente con mis valores.
Aprendí a serme fiel por encima de todo, y hoy mantengo mi promesa de respetarme en cada decisión que tomo.
¿Quieres aprender a hacer tú lo mismo?

One thought on “Cómo ser coherente con uno mismo. Caso Práctico 3: Aceptar sin resignarte

  1. La aceptación es lo más importante ante el conflicto que genera dolor. Es ver que la realidad es así y no puede cambiarse.darse cuenta que el dolor es fruto de mi proyección y no de la persona o circunstancia. Y así poder soltar y mirar hacia otra circunstancia o propósito que nos proporciones paz y bien estar. De esta forma aunque la realidad es como es , por orden del Universo, voluntad De Dios o De la Fuente de mi ser, si, se puede crear una nueva realidad de acuerdo con tu sentir y como dices coherente . A pesar de comprender esto a veces persiste el dolor y ayuda a disolverlo el visualizarlo en forma , color etc en tu cuerpo, situarlo en pecho, estómago.. donde sea sentirlo y abrazarlo con amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

insert emoticons powered by JavaScriptBank.com