Cómo ser coherente con uno mismo. Caso Práctico 1: Ser amable sin ser hipócrita

La coherencia es la base de la Sanación por la Emoción.

La sanación que se manifiesta en lo físico y nace en el interior, empieza por estar en paz. Sentirte a gusto en tu propia piel, en tu propia vida. Sentirse afortunado y agradecido de la propia vivencia (sea ésta cual sea) y aprovecharla al máximo. Ese estado está íntimamente ligado a la Coherencia.

 

¿Qué es ser coherente? ¿Qué es la coherencia?

 

He hablado mil veces de esto y me consta que la dificultad no estriba en conocer su definición, sino  en aplicarla. Y esta dificultad empieza, en gran medida, en la dificultad para discernir y tomar consciencia de cuando estamos siendo incoherentes.

 

Uno de los grandes obstáculos que nos encontramos para ser coherentes, es tomar consciencia de cuándo no lo estamos siendo.

 

Para simplificar mucho (muchísimo), podríamos decir que ser coherente es pensar, sentir y actuar en la misma dirección.

Tengo un viejo vídeo en el que hago una pequeña reflexión sobre cómo ser más coherente a través de las decisiones que tomamos. Puedes echarle un vistazo en el enlace.

 

Cómo empezar ya a ser más coherentes con nosotros mismos

 

Como digo, para empezar a ser más coherentes de verdad en nuestra vida, es primordial que tomemos consciencia de cuándo no lo estamos siendo. Para dejar de alimentar esas conductas automáticas e inconscientes.

Para ayudarte con esto, he preparado una serie de tres vídeos en los que voy a tratar tres ejemplos, tres casos prácticos en los que solemos ser incoherentes con nosotros mismos a menudo.

Éste es el primero de estos tres ejemplos. Existen muchísimos más, pero he escogido tres situaciones que me parecen muy frecuentes, y en las que a menudo nos auto traicionamos sin darnos cuenta.

En este primer ejemplo, exploro el hecho de ser amable. Cuando ésto se convierte en una obligación moral, muchas veces nos conduce a la incoherencia. Te lo cuento en el vídeo.

 

 

Espero que te haya servido para concretar una forma de incoherencia que puede pasarte desapercibida, tomar consciencia de ella y dejar de alimentarla.

Te espero la semana próxima con el vídeo dos de esta serie de 3. Te espero con el segundo ejemplo que he escogido para que entiendas mejor las múltiples y sutiles formas en las que puedes estar siendo incoherente contigo mism@.

Un abrazo

 

Si te gusta, compártelo 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Apúntate a mi MINICURSO GRATUITO

Cultivarás en ti la actitud y prediposición más favorable para progresar en tu SANACIÓN POR LA EMOCIÓN de forma rápida y eficaz

Cristina Hortal
Un buen día, harta de sentirme prisionera en mi propia vida, tomé 4 decisiones que le dieron la vuelta a todo mi escenario.
Construí una vida coherente con mis valores.
Aprendí a serme fiel por encima de todo, y hoy mantengo mi promesa de respetarme en cada decisión que tomo.
¿Quieres aprender a hacer tú lo mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

insert emoticons powered by JavaScriptBank.com