Las 5 Heridas Emocionales de la Infancia que impiden Ser Uno Mismo

En tu búsqueda de una vida plena, feliz y realizada, seguramente te has encontrado a menudo con las huellas, las cicatrices y el peso de las cargas que aún te acompañan y que pertenecen a tu pasado; a tu infancia.

Y es que todos nosotros fuimos heridos. Todos.

La inocencia de un niño recién llegado al mundo, choca irremediablemente con la hostilidad de su entorno. 

Y su entorno, indefectiblemente, va a ser hostil, a pesar del amor y la buena intención de sus padres.

La sociedad, las creencias limitantes, de los que nos educan, la toxicidad del inconsciente colectivo, las exigencias del día a día, las heridas sin curar de los propios padres…

Todo esto y mucho más, seguro, chocó de bruces con tu necesidad de Ser libremente y espontáneamente quien ya eras.

Y eso te hirió.

Desconozco el estado actual de esas heridas y/o cicatrices en tu caso. Pero, si todo ese dolor no está completamente sanado (lo cual es más que probable), te está condicionando en tu vida. Y no «para bien». 

Comprender esas heridas y reconocerlas en ti, te va a servir para sanarlas y liberarte.

Te hablo de esto en el vídeo:

¡Espero que esto te sea de súper utilidad!

Déjame cualquier comentario o sugerencia más abajo.

Y te recuerdo que, en próximos vídeos, voy a analizar cada una de las heridas al detalle para que puedas detectar cual encaja en tu caso. Así que, si no lo has hecho ya, suscríbete a mi canal aquí:

¡Un abrazo grande!

Desde 2014 liberada de una enfermedad "crónica" gracias a un proceso de transformación interior. Desde 2015 acompañando a otros a recorrer un camino similar al que hice yo.

Mi Consulta Online

Mis libros

© 2024 Cristina Hortal

Todos los derechos reservados

2 thoughts on “Las 5 Heridas Emocionales de la Infancia que impiden Ser Uno Mismo

  1. Hola Cristina
    Sigo tus videos y me vienen muy bien
    Muchas gracias !
    La herida que predomina en mi es la del rechazo creo pero no corresponde con la mascara ….me siento mas «dependiente » que «controladora»…o no lo veo todavia
    Tambien tengo herida de abandono .

    1. Hola Mari!! Muchas gracias por tu comentario :). Lo más importante para identificar tu herida es precisamente la máscara, siendo además el aspecto físico lo más fiable. El cuerpo no miente (pasa igual con las somatizaciones en forma de síntoma y enfermedades). Si le ponemos demasiada «mente racional», a veces no ubicamos bien nuestra herida. Además, con nosotros mismos es con quién más nos cuesta ser objetivos. Te sugiero a que esperes a ver los otros vídeos del resto de heridas para comparar y notar las diferencias. Y también ten claro que pueden haber varias heridas. Además, hay algunas que se relacionan con otras específicamente. Lo cuento todo en los próximos vídeos. ¡Estate atenta! Un abrazote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *