Redacta tu Manifiesto Personal

 

¿Alguna vez te has despertado un poco desorientad@ y han transcurrido unas décimas de segundos hasta que has logrado ubicarte y recordar tu situación personal del momento?

 

  • Por ejemplo, quizá hubieras discutido con tu pareja y has tardado un instante en recordarlo y recuperar tu enfado.

 

  • Quizá te has despertado con un ánimo tranquilo, hasta que has recordado (sucede pronto, eso sí) que tienes encima un problema bastante gordo. O, al revés: que tienes entre manos un plan fabuloso, y te has llenado de alegría y entusiasmo.

 

El otro día charlaba de esto precisamente con una amiga, y la verdad es que nos reímos bastante. La cosa tiene su gracia 😉

Esa persona soñolienta… digamos, vacía… Que no ha recuperado aún la “memoria” de su historia… ¡También eras tú!

Entonces… Toda esa construcción mental, basada en recuerdos e interpretaciones… ¿Hasta qué punto pertenece a tu yo esencial?

¿Lo has pensado alguna vez?

¿Y no puede ser que esa información con la que te identificas, a veces, sea una pesada carga que te frena, te limita y/o te hace daño?

A mí me parece que sí.

Siguiendo con el ejemplo anterior, podrías descubrir que el enfado con tu pareja era opcional, innecesario y que sólo te iba a aportar sufrimiento sin obtener ninguna solución real.

Ahora, aplícalo a cualquier otro tema.

No toda, la información de tu historia y de tu “personaje” te está dañando, desde luego, pero hay parte que sí. Y si realmente eso no eres tú en realidad, ¿por qué no aprender a desidentificarte con ello y seleccionar qué fragmentos conservar (porque te gustan o te benefician) y cuáles desechar?

Siempre te invito desde aquí a indagar un poco más profundamente sobre quién eres más allá de tu mente. Y, desde un contacto más íntimo con tu parte genuina, tomar tus decisiones importantes (y también las nímas, que a veces acaban siendo determinantes).

 

Hoy te propongo un ejercicio concreto (y sencillo) para avanzar en esa dirección: la de ir disolviendo condicionamientos que te alejan de conectar más nítidamente con tu esencia, para así manifestar en tu vida física, de manera progresiva, tu ser más genuino.

 

Se trata de algo que puedes hacer en sólo un ratito.

Si ahora no puedes, quizá puedas este fin de semana dedicarte un momento de intimad, para charlar a fondo contigo… ¿No te parece una tarea super importante?

Sígueme y te cuento.

 

Tu Manifiesto Personal

 

He diseñado para ti una sencilla plantilla basada en frases para completar, que te servirá de soporte a esta indagación-repaso general.

Como ves, es un ejercicio que consiste en escribir, pero no mucho.

Cuando acabes con este ejercicio, tendrás ante ti, tu propio Manifiesto Personal. En él figurarán tus prioridades, tus valores. Describirá la persona que quieres ser y que ya eres en el fondo, aunque aún no la hayas manifestado.

Vas a poder utilizar esta plantilla tantas veces como quieras para hacer periódicamente una revisión y actualización de tus prioridades, y así reflexionar acerca de si eres coherente con ellas en tu día a día, y en qué medida.

Esta toma de conciencia es necesaria para que te “rehubiques” cuando te desvíes de tu camino siguiendo el rastro de otros o tomando decisiones desde el miedo o la comodidad.

Es, en definitiva, la antesala necesaria para tomar decisiones conscientes y coherentes con quién eres de verdad. Las decisiones que te van a llevar a desarrollar tu potencial. Y esta herramienta te ayuda a hacer este trabajo de autoindagación.

Te recomiendo, por lo tanto, guardar esta plantilla (la encontrarás en pdf) y recurrir a ella cuando te sea necesario.

 

¿Qué beneficios va a proporcionarte escribir tu Manifiesto?

 

Ya te he comentado que te va a ayudar a “separar el trigo de la paja”. Es decir, retirar el ruido mental sobrante que te distrae y te aleja de la información importante y valiosa que necesitas para avanzar en tu vida en la dirección que quieres y ser a persona que estás destinada a ser.

Para concretar un poco más, y a modo de síntesis, redactar tu Manifiesto te va a servir para:

  • Conectar contigo y conocerte más.
  • Tener más presentes tus verdaderas prioridades para tenerlas en cuenta en próximas decisiones.
  • Tomar quizá alguna decisión concreta justo después de acabar tu ejercicio.
  • Ser un poco más libre cada día.
  • Alinear lo que piensas, lo que sientes, lo que dices y lo que haces.
  • Debido a lo anterior, sentirte más en paz contigo.
  • Vivir una vida honesta, con sentido y lo suficientemente intensa como para no buscar esa intensidad en adicciones varias (relaciones tormentosas, sustancias, obsesión laboral…).

 

¿Cómo realizar este ejercicio de manera óptima?

 

A continuación te voy a dar algunas indicaciones básicas para realizar este ejercicio de la manera más óptima:

 

  • Tómate tu tiempo y propíciate un ambiente de calma y tranquilidad.
  • Relaja tu cuerpo y tu mente durante unos minutos antes de empezar. Te recomiendo hacer algún ejercicio de relajación y/o respiración que te vaya bien. Medita un poco, si te apetece.
  • Comprométete a ser muy honest@ contigo en este ejercicio. Al fin y al cabo, ésto sólo es para ti.
  • Rellena las frases incompletas (puedes hacerlo en la misma plantilla) expresándote a tu propia manera y añadiendo todos los detalles que te parezcan relevantes.
  • Sé, no obstante, lo más concret@ posible. No te alejes del tema inicial.
  • Pon ejemplos, si te sirve.
  • Repasa tu escrito y haz las correcciones correspondientes, si es necesario.
  • Relee a menudo el texto para recordar lo importante e integrarlo en tu consciente.
  • Tenlo presente en próximas decisiones.
  • Revísalo y actualízalo tan a menudo como sientas.

Para acabar, aclarar que puedes salirte un poco del “guión” si así lo sientes. Si, por ejemplo, a raíz de un tema, recuerdas algo que te parece relevante y que no aparece en la plantilla, añádelo, por supuesto :).

También, lógicamente, puedes extenderte más en unos temas que en otros. Según la importancia que tengan para ti en este momento. Incluso puedes saltare algún área si ahora para ti no tiene ningún peso.

Vaya, que esta plantilla es una base que te inspirará a crear tu propio Manifiesto a medida.

 

Mi Manifiesto

 

Yo he utilizado las ideas que te incluyo en la plantilla, de manera más o menos consciente y deliberada, desde hace tiempo. Las he utilizado de diversas formas y en muchas variantes.

Ahora he seleccionado el compendio de cuestiones que me han resultado más eficaces y que han tenido un impacto más significativo en mi vida.

De hecho, he confeccionado varias plantillas y las he trabajado hasta quedarme con la que, a mi entender, es la más completa y efectiva.

Puedes ver aquí mi propio Manifiesto, resultado de este trabajo.

Pero éste es el mío. ¿Cómo sería el tuyo? Está en tu mano descubrirlo :). ¿Te pones manos a la obra?

 

¿Como acceder a la plantilla?

 

Si estás suscrit@ a mi newsletter, habrás recibido un email en el que te indico cómo descargártela en un momento.

Si aún no te has suscrito a mi blog, hazlo ahora y la recibirás de regalo junto a mi ebook “Decidir con Coherencia”.

Puedes hacerlo aquí:

SUSCRIBIRME Y RECIBIR LA PLANTILLA

Espero que te sea muy útil y la apliques de verdad.

 

¡Comparte tu experiencia!

 

Sabes que me gusta leerte :). Así que me encantará si compartes conmigo y el resto de lectores de este blog qué te ha parecido esta sugerencia. También si se te ocurre alguna otra idea para revisar tus prioridades más genuinas y hacerlas más conscientes para tenerlas en cuenta en tus decisiones.

También, por supuesto, sería estupendo que descargaras y rellenaras tu plantilla y luego regresaras aquí a contarnos en los comentarios qué descubrimentos has hecho o a qué conclusiones has llegado.

Gracias por estar ahí. ¡Hasta la próxima!

 

 

Si te gusta, compártelo 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Cristina Hortal
Un buen día, harta de sentirme prisionera en mi propia vida, tomé 4 decisiones que le dieron la vuelta a todo mi escenario.
Construí una vida coherente con mis valores.
Aprendí a serme fiel por encima de todo, y hoy mantengo mi promesa de respetarme en cada decisión que tomo.
¿Quieres aprender a hacer tú lo mismo?

2 thoughts on “Redacta tu Manifiesto Personal

    1. Hola Jenifer. En el artículo te lo explico bien.
      Verá, si no estás suscrita a mi newsletter, suscríbete aquí y recibirás, entre otros regalos, una plantilla para rellenar y redactar así tu manifiesto.
      ¡Así de fácil! Ten en cuenta también las indicaciones que especifico más arriba para sacarle el máximo partido.
      ¡Un abrazo y gracias por tu interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

insert emoticons powered by JavaScriptBank.com