Maria José Nieva: Cómo se curó de su esclerosis múltiple de forma natural

 

Éste es el capítulo 8 de mi nueva sección Sanación por la Emoción: La curación de Ma José Nieva de su Esclerosis Múltiple

 

Hoy te traigo a María José Nieva, de Maríajosenieva.com

Te prometí hace un tiempo esta entrevista pero se me complicó la cosa por motivos técnicos 😅. Te pido mil disculpas por el retraso, pero aquí está finalmente 😊.

Se trata de una charla la mar de cercana con María José Nieva acerca de su experiencia con una enfermedad, ni más ni menos, como la esclerosis múltiple.

En el vídeo te lo cuenta mejor. Te animo a que busques el hueco para verla porque no tiene desperdicio.

Por lo pronto, te adelanto que su experiencia rompe con lo preestablecido, pues afirma haber superado esta enfermedad, que oficialmente se considera crónica.

Y, como todos los casos que estoy reuniendo para ti, su proceso de recuperación física, tuvo muchísimo que ver con un “viaje” de autoconocimiento y sanación de conflictos internos.

Sin más, aquí te dejo el vídeo:

 

 

Te dejo también por aquí el enlace al libro de María José:

Así dejé K.O. a la Esclerosis Múltiple

Como siempre, espero que esto te sirva de inspiración. Esa es mi intención, y en ello empleo bastante energía, tiempo y entusiasmo. El resto, es cosa tuya  😉 .

Fíjate, quédate con lo que te resuene, escucha tu corazón y, en cuánto identifiques su mensaje, actúa.

Cualquier duda o comentario que te apetezca compartir, te espero en los comentarios o en mi correo (contacto@cristinahortal.com).

¡Te espero el próximo domingo a las 9:00 a.m. con otra entrevista como ésta!

¿Un testimonio de qué enfermedad? ¡Sorpresa!

Tendrás que verlo… Un abrazo.

 

 

Si te gusta, compártelo 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Cristina Hortal
Un buen día, harta de sentirme prisionera en mi propia vida, tomé 4 decisiones que le dieron la vuelta a todo mi escenario.
Construí una vida coherente con mis valores.
Aprendí a serme fiel por encima de todo, y hoy mantengo mi promesa de respetarme en cada decisión que tomo.
¿Quieres aprender a hacer tú lo mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

insert emoticons powered by JavaScriptBank.com