Formar o no una familia

A continuación te presento un vídeo en el que vamos a charlar y reflexionar sobre una decisión vital importante que puede bloquearnos en algún momento de nuestra vida.

¿Tener hijos o no tenerlos?

Por la envergadura de la decisión en sí y el compromiso que conlleva, junto con valores, creencias y necesidades encontradas, puede ser fuente de conflicto, bloqueo y estancamiento.

Pretendo acompañarte humildemente a hacer la autoindagación necesaria para que puedas encontrar una respuesta nítida en tu interior y dejar de desgastarte en esa indecisión.

Por supuesto, esta reflexión y los pasos que te propongo en el vídeo, pueden servirte para aplicar a otras decisiones de índole similar.

Espero te resulte útil.

¡Adelante vídeo!

Esto ha sido todo. Espero que esto te de un punto de inicio para aislar esa respuesta que ya existe en tu interior.

Como siempre, te invito a participar en los comentarios para hacer tus aportaciones y enriquecer este contenido.

Un abrazo.

Si te gusta, compártelo 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Cristina Hortal
Un buen día, harta de sentirme prisionera en mi propia vida, tomé 4 decisiones que le dieron la vuelta a todo mi escenario.
Construí una vida coherente con mis valores.
Aprendí a serme fiel por encima de todo, y hoy mantengo mi promesa de respetarme en cada decisión que tomo.
¿Quieres aprender a hacer tú lo mismo?

2 thoughts on “Formar o no una familia

  1. Muchas Gracias!!!🙏☺️ Me ha gustado mucho el vídeo y me ha servido de gran ayuda!!?tengo 36 años, no tengo ni pareja y existe esa precion social que me incomoda!!! Pero tengo claro con tu ayuda que no es el momento!!! Que si llega ese momento, bienvenido sea!! Pero de momento, soy feliz así!!! Muchas Gracias!!❤️Y espero que el embarazo y el recibimiento al mundo de ese segundo hijo te haga muy feliz!!! ☺️Gracias

    1. Hola Marisol, muchas gracias a ti por tu comentario.
      Gracias por compartir con nosotros un poco de tu situación. Celebro, de veras, que esta charla te haya sido de ayuda.
      Sí, al final, la respuesta “adecuada” suele ser la de fluir, con sea lo que sea que nos traiga la vida, aunque tengamos nuestras preferencias. Sin embargo, se hace necesario saber escucharnos, conocernos, reconocer lo que queremos y tener el coraje de ponernos en camino para lograrlo.
      Paradógicamente, cuando hacemos esto de veras, cuando hacemos “nuestra parte”, nos resulta mucho más fácil desapegarnos y aceptar que sea lo que tenga que ser.
      Lo que nos suele atormentar más es no saber posicionarnos, tener sentimientos encontrados y no saber a cuáles hacer caso.
      Y en cuanto a la presión social… En el fondo, lo que de verdad te afecta es lo que tú te cuentas al respecto de lo que parece que se espera socialmente. La presión que nos influye es la que ejercemos nosotros mismos sobre nosotros. Y eso está en nuestra mano corregirlo.
      Enhorabuena por ponerte en paz con tu situación.
      Te mando un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

insert emoticons powered by JavaScriptBank.com