Ahora sé que puedo acceder a un rincón de mí misma en el que me encuentro con mi sabiduría y distingo con claridad lo que quiero y lo que no; lo que puedo y lo que no.

Entro en ese espacio, cada vez más a menudo, para tomar mis Decisiones.

 

 

Y eso es lo que quiero para ti y me esmero en transmitírtelo a través de este blog.

No siempre fue así, pero viví un punto de inflexión determinante que me mostró a mí misma una Cristina esencial que podía acceder a un montón de recursos internos que habían permanecido ocultos mucho tiempo.

Se abrieron cientos de posibilidades nuevas en mi mente, que no tardaron en manifestarse en mi mundo externo.

Conseguí acceder a una sabiduría que no sabía que tenía, y tomé varias decisiones importantes desde ese estado. Mi mundo giró.

 

Entre las cosas "palpables" que ocurrieron, destacan las siguientes:

  • Afronté un reto físico para el que no estaba preparada: Me embarqué en la aventura de hacer el Camino de Santiago entero, sola y sin teléfono  para reflexionar a fondo. Me encontraba convaleciente por una enfermedad ósea que me impedía moverme con normalidad.
  • Formé una familia y un hogar (felices) en poco tiempo y en unas condiciones poco convencionales.
  • Me lancé a emprender mi propio proyecto profesional basado en mi pasión (afrontando los miedos correspondientes).
  • Me recuperé de la enfermedad física (considerada crónica) que me limitaba enormemente hasta ese momento.

 

(Puedes leer más sobre mi transición, especialmente refiriéndome a la recuperación de mi enfermedad, aquí, aquí y aquí).

 

¿Te ocurre esto?


Si estás ante una decisión difícil y la presión de elegir bien te paraliza, te identificarás con esto:

  • Mientras te debates entre dudas, pierdes tiempo, energía y oportunidades. Cada vez lo ves menos claro.
  • Cuánto más te lo piensas, más dudas aparecen; y cuántas más dudas aparecen, más te lo piensas.
  • La posibilidad de equivocarte te bloquea y te conecta con emociones como el miedo, la culpa, la rabia  o la vergüenza.
  • Idealizas una situación perfecta que no está entre tus alternativas y te cuesta soltar esa opción imaginaria.

 

En ese caso, déjame decirte dos cosas:

 

Puedes conectar contigo más profunda y honestamente de lo que lo haces habitualmente; puedes distinguir con más claridad tu propia voz del parloteo incesante de tu mente condicionada.

 

 

Puedes aprender a acceder más fácilmente a ese tipo de conexión contigo. Puedes aprender ese arte a base de entrenamiento y determinación. Yo te acompañaré en esa tarea.

 

Puedo ayudarte...

Por ser extremadamente sensible y compleja desde que recuerdo, he pasado por miles de crisis y he aprendido mucho de ellas.

Cada “reconstrucción” me ha exigido un autonocimiento nuevo y más profundo.

 

Esto me ha llevado a:

  •  Formarme en Coaching, PNL e Inteligencia Emocional.
  •  Leer cientos de libros de Filosofía, Psicología, Desarrollo Personal y Espiritualidad desde hace más de veinte años.
  •  Realizar estudios de Psicología e Integración Social y trabajar varios años en el sector social.
  •  Estudiar a diario las enseñanzas basadas en UCDM 
  • Desarrollar mi propio método de trabajo: El Método “Decisión Inspirada”.
  • Escribir y autopublicar tres libros en los que transmito mi mensaje principal: La importancia de aprender a serte fiel a ti mism@. 

  • Crear este proyecto online.
Si aún quieres saber un poco más de mí, puedes leer Mi Manifiesto Personal.

¿Y tú que vas a hacer?

Ahora ya me conoces un poco mejor.

Si sientes que integrar los conocimientos que yo transmito a través de este blog, puede facilitarte las cosas en tu situación, no te limites a leer esto.

Puedes suscribirte a mi newsletter y acceder a mí de un modo más cercado, así como recibir contenido e información gratuito de calidad:

 

Si tu situación es más apremiante y/o tu determinación mayor, puedes disponer de mi ayuda directa. Nos pondremos, junt@s, manos a la obra con tu caso. Consulta mis servicios personalizados aquí. O, si lo prefieres, escríbeme ya si más demora, rellenando el formulario de contacto:

 

¡Un placer y hasta pronto!

Si te gusta, compártelo 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone