Hola, soy Cristina Hortal

 

Ahora sé que puedo acceder a un rincón de mí misma en el que me encuentro con mi sabiduría y distingo con claridad lo que quiero y lo que no; lo que puedo y lo que no.

Entro en ese espacio, cada vez más a menudo, para tomar mis Decisiones.

Esto me genera la coherencia necesaria para reestablecer el equilibrio en mi cuerpo y en mi vida en general.

 

 

No tengo una vida perfecta pero me conozco y eso me ayuda a "ayudarme".

 

 

Y eso es lo que quiero para ti y me esmero en transmitírtelo a través de este blog.

No siempre fue así, pero viví un punto de inflexión determinante que me mostró a mí misma una Cristina esencial que podía acceder a un montón de recursos internos que habían permanecido ocultos mucho tiempo.

Se abrieron cientos de posibilidades nuevas en mi mente, que no tardaron en manifestarse en mi mundo externo.

Conseguí acceder a una sabiduría que no sabía que tenía, y tomé varias decisiones importantes desde ese estado. Mi mundo giró.

 

Entre las cosas "palpables" que ocurrieron, destacan las siguientes:

  • Afronté un reto físico para el que no estaba preparada: Me embarqué en la aventura de hacer el Camino de Santiago entero, sola y sin teléfono  para reflexionar a fondo. Me encontraba convaleciente por una enfermedad ósea que me impedía moverme con normalidad.
  • Formé una familia y un hogar (felices) en poco tiempo y en unas condiciones poco convencionales.
  • Me lancé a emprender mi propio proyecto profesional basado en mi pasión (afrontando los miedos correspondientes).
  • Me recuperé de la enfermedad física (considerada crónica) que me limitaba enormemente hasta ese momento.

 

(Puedes leer más sobre mi transición, especialmente refiriéndome a la recuperación de mi enfermedad, aquí, aquí y aquí).

 

¿Te ocurre esto?


Si estás ante una decisión difícil y la presión de elegir bien te paraliza, te identificarás con esto:

  • Mientras te debates entre dudas, pierdes tiempo, energía y oportunidades. Cada vez lo ves menos claro.
  • Cuánto más te lo piensas, más dudas aparecen; y cuántas más dudas aparecen, más te lo piensas.
  • La posibilidad de equivocarte te bloquea y te conecta con emociones como el miedo, la culpa, la rabia  o la vergüenza.
  • Idealizas una situación perfecta que no está entre tus alternativas y te cuesta soltar esa opción imaginaria.

 

 

En ese caso, déjame decirte dos cosas:

 

 

Puedes conectar contigo más profunda y honestamente de lo que lo haces habitualmente; puedes distinguir con más claridad tu propia voz del parloteo incesante de tu mente condicionada.

 

 

Puedes aprender a acceder más fácilmente a ese tipo de conexión contigo. Puedes aprender ese arte a base de entrenamiento y determinación. Yo te acompañaré en esa tarea.

 

Puedo ayudarte...

 
Por ser extremadamente sensible y compleja desde que recuerdo, he pasado por miles de crisis y he aprendido mucho de ellas.
Cada “reconstrucción” me ha exigido un autonocimiento nuevo y más profundo.

 

Esto me ha llevado a:

  • Formarme en coching, PNL, Inteligencia Emocional, Biodescodificación y otros
  • Realizar estudios de Psicología e Integración Social y trabajar varios años en el sector social
  • Leer cientos de libros de Filosofía, Psicología, Desarrollo Personal y Espiritualidad desde hace más de veinte años
  • Estudiar a diario las enseñanzas basadas en UCDM
  • Desarrollar mi propio método de trabajo
  • Escribir y autopublicar tres libros de autoconocimiento
  • Crear este proyecto online
  • Atender en mi consulta online a cerca de doscientos clientes con situaciones diversas (aproximádamente, a la mitad de ellos les ha movido a trabajar conmigo un tema de salud física que querían sanar desde el interior).
Si aún quieres saber un poco más en profundidad sobre mí, puedes leer Mi Manifiesto Personal.

¿Y tú que vas a hacer?

Ahora ya me conoces un poco mejor.

Si sientes que integrar los conocimientos que yo transmito a través de este blog, puede facilitarte las cosas en tu situación, no te limites a leer esto.

Puedes suscribirte a mi newsletter (si no lo has hecho ya) y acceder a mí de un modo más cercado, así como recibir contenido e información de forma gratuita y de calidad:

 

Si tu situación es más apremiante y/o tu determinación mayor, puedes disponer de mi ayuda directa. Nos pondremos, junt@s, manos a la obra con tu caso. Consulta mis servicios personalizados aquí. O, si lo prefieres, escríbeme ya sin más demora, rellenando el formulario de contacto:

 

¡Un placer y hasta pronto!

Si te gusta, compártelo 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone